Halloween party ideas 2015


En un pueblo de la India, seis hombres ciegos argumentaban diferentes teorías para describir a un elefante, por lo que en varias ocasiones no lograban un punto en común. Entre tantos argumentos diferentes, decidieron que cada uno, por la observación del tacto, podrían ampliar sus conocimientos y aprender cómo era un elefante.

Fué así que su gran amigo, el jardinero, los llevó donde el maestro del pueblo, el cuál tenía un gran elefante. Al llegar, y sin esperar al maestro, los hombres ciegos caminaron para tocar la criatura que fué el objeto de tantos argumentos

El primer hombre ciego, se acercó al elefante y comenzó a tocar un lado del animal, y declaró:

"Un elefante es liso y sólido como una pared, debe ser muy poderoso"

El segundo hombre ciego, puso su mano en la trompa del elefante, la cual se retorció en sus manos. Así, audazmente dijo:

"Oh! Un elefante es como una serpiente gigante"

El tercer hombre ciego se acercó al animal y sintió la punta del colmillo:

"Ya veo", acotó, "Estaba en lo cierto, esta criatura es letal como una lanza"

El cuarto hombre ciego extendió su ávida mano Y se posó sobre la rodilla:

"¿Qué tenemos aquí? A lo que más esta bestia maravillosa se parece, es muy llano", comentó él; "Es bastante claro que el elefante es semejante a un árbol".

El quinto hombre ciego, que se arriesgó a tocar la oreja, dijo:

"Hasta el hombre más ciego puede decir a lo que esto más se parece: Niegue el hecho quien pueda, esta maravilla de elefante es igual que un abanico o tal vez a una alfombra mágica que puede volar por las montañas y las copas de los árboles".

El sexto hombre ciego, dió un tirón a la cola del elefante:

"Yo veo", dijo él, "el elefante no es más que una soga, ciertamente peligrosa" se burló.

Luego su amigo el jardinero, los dejó a la sombra de un árbol:

"Descancen aquí, iré a llamar al maestro"

Y así, mientras esperaban al maestro, estos hombres continuaron disputando ruidosa y largamente sobre el elefante:

-"Sin duda que el elefante es como una pared, de eso estamos de acuerdo.."

-"¿Una pared? Un elefante es como una serpiente gigante..."

-"No comenzemos, ya les dije que es como una lanza..."

-"Estoy seguro de que es un árbol..."

-"Es una alfombra mágica, no hay duda"

-"Como pueden hablar tantas estupideces, es solo una soga, alguien la colocó para engañarnos"

Cada uno se mantenía en su propia opinión, siempre más rígida y fuerte, por lo que no podían llegar a un acuerdo. Fué entonces que el maestro apareció, colocando sus manos atrás, preguntó:

"¿Cómo puede cada uno de ustedes estar tan seguro de tener la razón?"

Los seis hombres ciegos sorprendidos con la pregunta del maestro, decidieron no decir nada en absoluto. A lo que el maestro prosiguió diciendo:

"El elefante es un animal muy grande. Cada uno de ustedes tocó sólo una parte de él, quizás si ponen todas las partes juntas, ustedes verían la verdad"

Y entre el silencio de los seis hombres ciegos, y con una leve sonrisa, el maestro se marchó lentamente.


Reflexión:

¿Cuántas veces no nos sucede lo mismo en nuestro trabajo, con nuestras relaciones y en otros aspectos de nuestra vida? ¿Cuántas veces sacamos conclusiones apresuradas, basándonos exclusivamente en un solo dato o sin detenernos a comprobar si nuestras fuentes son correctas y objetivas? Con frecuencia pensamos que nuestra verdad es la verdad absoluta, siendo esta la causa de muchos de nuestros conflictos. En otras ocasiones, damos por hecho que los demás tienen que pensar y sentir lo mismo que nosotros.

Video: Agradecimientos al hermano Melvecs por la traducción.


Publicar un comentario

Con tecnología de Blogger.