Halloween party ideas 2015


Cierto día, un joven aprendiz se fue de su casa para estudiar con un sabio maestro. El tiempo pasó y el joven aprendiz adquiere diferentes enseñanzas. Hasta que un día siente que no ha avanzado lo suficiente como para ser tan sabio como su maestro.

Entonces, se acerca al maestro, que estaba a espaldas de él y le preguntó:

- Maestro ¿Cuánto tardaré en ser tan sabio como tú?
La respuesta del maestro no se hizo esperar, sin girar le responde:

- Cinco años.

- Eso es mucho tiempo... - replicó el muchacho. - Pero...¿Y si trabajo el doble?

-Entonces tardarás diez- contestó el maestro.


A lo que el muchacho nuevamente protestó:

-Maestro, eso es demasiado tiempo!. ¿Y si estudio también por las noches?
-Quince años - dijo el sabio.
- No lo comprendo.- replicó el aprendiz. - Cada vez que prometo dedicar más energías, tú me dices que tardaré más en lograr mi objetivo. ¿Por qué?
El maestro se da vuelta y colocándole una mano en el hombro del aprendiz le dice:

- La respuesta es muy sencilla mi querido amigo. Si tienes un ojo puesto en el destino que esperas alcanzar, sólo te queda otro para que te guíe en el viaje.
A cuantos de nosotros en más de alguna ocasión nos ha pasado por la mente tirar la toalla, dejarlo todo y quedarnos ahí sin poder hacer nada ante algún obstáculo, dificultad o problema?, y es que al no ver resultados inmediatos en nuestra vida pensamos que ya todo esta perdido, que ya no podemos seguir adelante pues ya hemos intentado muchas veces poder salir de esos problemas o alcanzar una meta que nos hemos propuesto, y es que en esos momentos de nuestra vida es cuando llega el desánimo, pues este hace que no avancemos, que sintamos que no hay esperanzas para poder salir adelante, que la meta a la que queremos llegar esta muy lejos y que no podremos alcanzarla.

Las recetas rápidas no funcionan. Todo cambio duradero requiere tiempo y esfuerzo. La perseverancia es la madre del cambio personal. Eso no quiere decir que necesites años para producir cambios profundos en tu vida. Si aplicas diariamente y con diligencia estas estrategias durante un mes (por ejemplo), los resultados te sorprenderán. Empezarás a aprovechar los niveles más altos de tu propia capacidad y a entrar en lo "milagroso" que pueden ser. Pero para llegar hasta ahí no tienes que obsesionarte por los resultados. Disfruta del proceso del crecimiento personal.

Parece irónico, pero cuanto menos pienses en el resultado final, más rápido se producirá éste.

La perseverancia de un hombre es la fuerza motivadora de un líder, solo la perseverancia hace realidad nuestros sueños.

Publicar un comentario

Con tecnología de Blogger.