Halloween party ideas 2015


Anteriormente en el origen del árbol de navidad, se mencionó que la elite nos ha introducido 2 conceptos que son los propulsores más importantes del consumismo navideño, pues bien Santa Claus sería el segundo concepto que genera grandes ventas, y que sería como un dios, pero del consumismo moderno excesivo.

No podemos negar que la fecha de “navidad” es un verdadero caldo de cultivo para los comerciantes y el consumismo, pero todo esta detrás de una pantalla o de un envoltorio cristiano -como ya he mencionado. Los mismos que pregonan la “navidad de Cristo”, exaltan y defienden al “omnisciente, omnipotente y omnipresente” Santa Claus, él lo sabe todo, todo lo puede y está presente en todas partes.

Y como nada esta hecho por casualidad, la elite lo viste de rojo, ese simbolismo del cual ya se mencionó en el post "La Dama de Rojo". Esta versión directamente masculina, es llevada para que gastes hasta lo que no tienes, y dejandote en claro que debes gastar, gastar, gastar y gastar. 




El Origen de Santa Claus

El mito de “Santa Claus” ciertamente proviene de una transformación de los antiguos mitos nórdicos de Odín y de la fiesta de Yule (que se mencionó en la primera parte), a los cuales se le agregan varias leyendas medievales de San Nicolás de Mira (san Nicolás de Bari) distribuyendo regalos.

Odín era un dios que vivía en una estrella. Además, tenía una larga barba blanca, con un ojo y un extraño sombrero. Los teutones creían que, después de la fiesta del sol, el 25 de diciembre, Odín cabalgaba con las almas de los difuntos hasta el 6 de enero. El ventarrón que levantaban tras su paso atraía las semillas: de esta manera fertilizaba la tierra. Relacionado con esto, se efectuaba el ritual de poner por la noche heno en las botas y zuecos bajo la creencia de que los caballos necesitaban alimento, especialmente el caballo gris de Odin, llamado Sleipnir. En lugar del heno, Odín dejaría oro.

Odín es todo poderoso y a menudo es asociado con la guerra, la brujería, la muerte, la sabiduría y casi todo lo demás que se puede atribuir a una deidad.

Cuando Odín quería viajar entre los mortales sin que se notara, asumía la apariencia de un viajero y a menudo se hacia referencia de él como "Odín el Vagabundo". En este estado, se le retrata a menudo como ya se mencionó, como un anciano con una larga barba, de un solo ojo y un sombrero de ala ancha estraño, llevando un bastón.

También en el solsticio, Odin se sabe que entraba en las casas a través de agujeros de fuego (chimeneas) y recompensaba a los leales del bien que luchaban contra el mal. Los niños podrían poner sus zapatos cerca de la chimenea y Odin los llenaría de dulces y golosinas.

Odin


Podemos ver también en la mitología de este dios: 

"Odín se aventuró hasta el pozo de Mimir, cerca de Jötunheim, la tierra de los gigantes bajo la apariencia de un caminante llamado Vegtamr. Mímir, que vigilaba el pozo, para permitirle beber de éste le pidió que sacrificara su ojo izquierdo, siendo esto un símbolo de su voluntad por obtener el conocimiento"

Una historia que se relaciona con Horus, el dios tuerto egipcio y su ojo perdido, en donde la elite ocultista lo usa normalmente -En la serie de artículos Imágenes Símbolicas Del Mes (ISM), destaco regularmente el signo de un solo ojo en la cultura popular.

Y como Santa Claus es una de las imágenes más reconocidas del mundo, la elite oculta no deja pasar la oportunidad para generar, con su imagen, ese consumismo brutal en diciembre. Por ejemplo Gandalf, es un personaje central de los libros de JRR Tolkien: El Hobbit y El Señor de los Anillos. En Ambos, este personaje se deriva de historias del fondo de Odín.


Gandalf 



Como otro dato curioso, en una carta enviada en 1942 y una biografía en 1977, JRR Tolkien reveló que su inspiración para Gandalf vino de dos fuentes. La primera fue una pintura en la forma de una postal llamada "Der Berrgeist", que representa a un anciano con una barba larga y sombrero ancho sentado en el bosque. La segunda fuente es Odín, como Tolkien describió una vez a Gandalf como un "Odín errante".



San Nicolas

La mitología de San Nicolás está fuertemente inspirada en el dios Odín. Por ejemplo, se representa a Odín acompañado por su caballo Sleipnir y por dos cuervos que lo ven todo, así como en numerosas representaciones de San Nicolás, éste está acompañado de su caballo y de dos pierrots negros.

Nacido en el siglo IV en Patara, ciudad del sud-oeste de la actual Turquía, Nicolás fue sucesor de su tío el obispo de Myra. Desde su niñez, Nicolás destacó por su bondad y generosidad con los más pobres, preocupándose siempre por el bien de los demás. Siendo todavía muy joven, el muchacho perdió a sus padres, presas de una epidemia de peste, y se convirtió en el heredero de una gran fortuna. A sus 19 años, Nicolás decidió dar toda su riqueza a los más necesitados y marcharse a Myra con su tío para dedicarse al sacerdocio. Allí fue nombrado obispo y se convirtió en santo patrón de Turquía, Grecia y Rusia. La figura de San Nicolás difiere bastante del actual Santa Claus, empezando por su vestimenta, ya que este vestía en muchas ocaciones de verde.

El emperador Dioclesano que reinaba entonces en toda Asia menor persiguió cruelmente a los cristianos. Ello condujo al aprisionamiento de Nicolás que fue obligado a vivir cierto tiempo en el exilio.

San Nicolas de Bari. 


En 313 el emperador Constantino restableció la libertad religiosa y Nicolás pudo retomar su cargo de obispo. Nicolás murió en Diciembre entre 343 a 345 d.c seguramente víctima de persecuciones religiosas del Imperio Romano. Fue enterrado en Myra, pero sus restos fueron robados en 1087 por mercaderes italianos que los llevaron a Bari, en Italia. Puesto que esa fecha está muy próxima a la Navidad, se decidió que este santo era la figura perfecta para repartir regalos y golosinas a los niños en el Día de Navidad.

Luego de su muerte, la iglesia de Roma lo elevó a los altares y desde ahí que pasó a ser “San Nicolás o Santa Claus”, a quien todos los niños esperaban ansiosamente, para recibir los regalos en época navideña. Más tarde, este “San Nicolas” adoptó el nombre de “Papá Noel” de la raiz francesa que a su vez deriva del latín “Natalis, natal”, osea “padre de la navidad”.

Este Papa Noel trascendió hasta occidente y ya en época contemporánea, fue introducido en diversas historias que hablaban de su origen, relacionándolo con el polo norte, con la participación de gnomos y renos que lo trasladaban en su tarea de repartir “regalos” por todo el mundo.

Posteriormente, en el siglo XII, la tradición católica de San Nicolás creció por Europa, y hacia el siglo XVII emigrantes holandeses llevaron la costumbre a Estados Unidos, donde se suele dejar galletas o pasteles caseros y un vaso de leche a Santa Claus. Por cierto, como curiosidad, el nombre Santa Claus se creó a raíz del nombre del santo en alemán, San Nikolaus.


Sinterklaas 


En el siglo XVII, en Holanda, era conocido como "Sinterklaas" y fue retratado como un hombre viejo con una barba larga. En este momento, Sinterklaas se asoció con la antigua fiesta pagana de Yule. En algún momento alrededor del solsticio de invierno (que está a pocos días de la Navidad moderna) Sinterklaas montaría por el cielo en su blanco caballo de ocho patas y celebraría la derrota del mal. Con los años, el caballo de ocho patas de Sinterklaas se convirtió en ocho renos voladores. 



Papa Noel En Los Tiempos Modernos


El mito llega a Norteamérica con los colonos alemanes y holandeses. San Nicolás, Sankt Niklaus o Sinterklaas se deforma en “Santa Claus” por las malas pronunciaciones, y de este personaje se desprenden connotaciones religiosas originales y forma parte, en principio, de la cultura popular y comercial norteamericana.

Los inmigrantes holandeses que fundan la ciudad de Nueva Amsterdam, después llamada New York, llevaron con ellos sus costumbres y también su santo patrono San Nicolás (Sinterklaas) cuya fiesta se celebra en Holanda entre el 5 y el 6 de diciembre. 

En 1809 el escritor Washington Irving, escribió una sátira, Historia de Nueva York, en la que presentaba al santo holandés, Sinterklaas, con la pronunciación angloparlante de Santa Claus. Posteriormente, el poeta Clement Moore publicó, en 1823, un poema con el que dio forma al actual mito de Santa Claus, basándose en el personaje de Irving, y crea una versión de Santa Claus, enano y delgado, como un duende que regala juguetes a los niños en vísperas de Navidad y que se desplaza en un trineo tirado por nueve renos.

Santa Claus 1895

Mas adelante, hacia 1863, el dibujante alemán Thomas Nast crea la conocida figura de gordo barbudo y bonachón, para sus tiras navideñas en Harper’s Weekly. A mediados del siglo XIX, el Santa Claus estadounidense llega a Inglaterra y de allí pasa a Francia, donde se funde con Bonhomme Noël, el origen del actual Papá Noel, quien tenía parecido físico con Santa Claus, pero vestía de blanco con vivos dorados. También a finales del siglo XIX, se crea la tradición de que Papá Noel procedía del Polo Norte y se popularizan los renos como medio de transporte de Santa Claus, a partir de un anuncio estadounidense de la Lomen Company.

El mito actual cuenta que “Santa Claus” vive en el Polo Norte y que la noche del 24 al 25 de diciembre parte en un trineo mágico y volador tirado por renos guiados por el reno Rodolfo que conoce el camino. Esta imagen tiene una fuerte influencia de Yule y de la cabalgata nocturna de Odin montando el caballo de ocho patas “Sleipnir”. El trineo de “Santa Claus” está repleto de regalos y juguetes que los niños han pedido a través de cartas.  este se desliza por una chimenea o por una ventana para distribuir los regalos si los niños han sido buenos y obedientes.



Santa Claus Se Viste De Rojo

En 1920 Papá Noel apareció por primera vez en un anuncio de Coca-Cola publicado en The Saturday Evening Post. De aspecto serio, este primer Santa Claus fue creado por el ilustrador Thomas Nast, y durante algunos años Coca-Cola usó en su publicidad diferentes diseños de este personaje desarrollados por otros ilustradores.
Sin embargo fue en 1931, cuando Coca-Cola puso en marcha una campaña de publicidad y de marketing navideña siendo Santa Claus la figura principal, y para darle un empujón más, la marca decidió otorgarle los colores corporativos (rojo y blanco) los cuales siguen hasta la actualidad. Habdon Sundblom, un pintor de origen sueco, fue la persona que tuvo la tarea de transformar al viejo San Nicolás por el personaje que todos conocemos hoy en día: Santa Claus. Para ello, el ilustrador se inspiró en el poema «A Visit From St. Nicholas» de Clement Clark Moore.

Y si el carácter de Papá Noel estaba basado en un poema, ¿en quién se inspiró físicamente Sundblom? Pues en su amigo Lou Prentiss, un vendedor jubilado que le sirvió de modelo durante los primeros años. Cuando éste murió, él mismo se utilizó como modelo..


Si bien es cierto, muchos podrán decir: "fué un invento de Coca-Cola", por supuesto, pero su origen pagano nos muestra mucho más que eso.

Por otra parte, la elite ocultista nada deja al azar, transformándo a este personaje en un dios del consumismo excesivo y de la ignorancia colectiva. Coca-Cola generó su gran negocio, llamando la atención de todo el mundo, sabiendo claramente que este personaje generaría con el tiempo..

Y este Santa Claus moderno con todas las bases paganas y de consumismo, también es simbolo de la ignorancia, que llega a niveles ridículos. Por ejemplo la presentadora de Fox News, Megyn Kelly, estuvo en total desacuerdo con Aisha Harris e invocó a la población a que no confunda a los niños porque, Santa Claus es blanco -aunque no lo creas, como Jesús:

“No hay que modificar la realidad simplemente porque nos hace sentir incómodos. Jesús era un hombre blanco. Se trata de una figura histórica, es un hecho constatable, y quiero que los niños lo sepan, igual que Santa Claus también era blanco. ¿Cómo se puede cambiar la historia y hacer que un afroamericano represente a Santa Claus?”,


                                               


En Conclusión


En resumen, la elite ocultista creó e instaló en todo el mundo, un ser "ficticio", mitológico, pagano o como sea que lo llames, para generar lo que vemos en diciembre. Un ser que con el tiempo ha ido evolucionando de acuerdo a los intereses de estos enfermos que viven en las sombras, un ser que está instalado en lo más profundo de la sociedad, un ser entrañable, cálido y amigable que entra en cualquier hogar familiar e incluso en los corazones de las personas -sin importar las creencias.

Este personaje secular, también es conocido en el mundo de las masas (borregos por excelencia), como un ser ficticio, de mentiras, de hecho lo aceptan como tal y con el tiempo tienden a dar "explicaciones" vagas de su origen a sus hijos. Un ser que se basa en lo que la elite ocultista ha estado haciendo siempre, lo disfrazan, lo popularizan y lo adoran con rituales, como la navidad por ejemplo.

Un ser que ha estado desde los albores de la humanidad, un ser que necesita de este ritual llamado Navidad para alimentarse y ha sido instalado en el mundo de forma definitiva, bajo el nombre de Santa Claus.

Sin embargo, a esta elite ocultista -y a este ser en particular, no le interesa en lo absoluto si crees en él o no.

De hecho, ya has pedido tu "regalo" de navidad a Santa?. Él estará esperando por "tu pedido", creas o no en él.




Próximamente en la parte 4, veremos las fechas que requieren más atención al real nacimiento de Jesús.

La Navidad| Paganismo y Consumismo Parte 1: La Navidad, Babilonia y Roma
La Navidad| Paganismo y Consumismo Parte 2: El Árbol de Navidad



Publicar un comentario

Con tecnología de Blogger.